Emisora 98.1 FM, de Uniamazonia, plataforma de los morelianos para la defensa de sus recursos

58

La emisora universitaria 98.1 FM, y el programa “Puntos de Encuentro”, de la Oficina de Paz-UDLA, sirvieron de plataforma para que los morelianos expresaran su rechazo generalizado a todas las formas de afectación al río Bodoquero.

Desde las instalaciones del Concejo de Morelia, en el marco del foro convocado por la Comisión de Seguimiento Ambiental, desfilaron las voces de los protagonistas para exponer sus puntos de vista contra los permisos concedidos por la Agencia Nacional de Minería y Corpoamazonia, para la explotación de material de playa, lo  mismo que el otorgado el año pasado por la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, ANLA, para la exploración y explotación petrolera en la cuenca del mismo río cuyos efectos se sentirán en Florencia, Valparaíso, Milán y, por extensión, en toda la Amazonia.

El alcalde Giovanny López, junto con el personero Jorge Triana y el exalcalde Serafín Suárez, entre otros, deploraron las incongruencias de un Estado cuyas leyes poco cuentan frente a empresas con poderosos capitales, que terminan imponiéndose en muchos casos sin importarles la violación de derechos de las mayorías. Entre otros aspectos sacaron a relucir la importancia del agua para el consumo humano, además de la dinámica económica y social que genera el Bodoquero, severamente amenzado por cuenta del extractivismo.

Onías Arias, líder e integrante del grupo Amigos del Río Bodoquero, manifestó que desde el año 2010 vienen haciendo seguimiento a todas las formas ilegales de intervención en el afluente, sin que hasta la fecha se logren los resultados deseados, aunque sí destacó el fortalecimiento de la unidad de los morelianos en torno a esta causa.

El personero Jorge Triana hizo énfasis en la necesidad de proteger el río desde la zona de su nacimiento, y en ese sentido anunció que cuentan con un proyecto de cultura ambiental, para lo cual buscarán recursos; “este es el inicio de una defensa fuerte del río Bodoquero en su contexto”, dijo recalcando que Morelia sería insostenible sin las aguas que lo bañan. En el mismo sentido se pronunció el alcalde, convencido de la importancia de la cultura ciudadana e inconforme porque no hay correspondencia entre sus planteamientos, como mandatario local, y las decisiones tomadas por autoridades que superan sus alcances.

Para el exalcalde Serafín Suárez resulta inaudito que Corpoamazonia conceda una licencia para construir el acueducto y luego da otra más que permite a una empresa privada, 400 metros arriba, llegar con maquinaria a sacar material de playa. “No entiendo por qué la policía ambiental no ha llegado; antes, al que preparaba un sancocho de gallina le hacían comparendo y en cambio a las empresas que explotan los recursos no les llegan comparendos”, se quejó.

“La gente sin el río es otra cosa”, complementó la profesora Mercedes Mejía, coordinadora de la Mesa Departamental para la Defensa del Agua y el Territorio del Caquetá, quien recordó los derechos patrimoniales y culturales de los pueblos, consagrados por Naciones Unidas, pero olvidados en el contexto local.

En representación de la Vicaría del Sur, Ximena Lombana hizo ver que la preocupación de los habitantes de las zonas urbanas es la misma que asiste a los campesinos ante la actividad petrolera. Por eso, su intervención fue más para reiterar el llamado a la unión, al respeto por los derechos ciudadanos, de la mano con una acertada gestión de las autoridades conforme al querer de sus gobernados.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.