Europeos contemplan posibles inversiones en Agua Bonita

La líder del equipo, Valérie Merckx, interactuó con residentes en el ETCR, a quienes les explicó que representa una organización localizada en Barcelona (España) cuyo horizonte es trabajar con países en desarrollo para mejorar la gobernanza del uso de la tierra como parte de sus esfuerzos para frenar, detener y revertir la deforestación.

43

Un día después de que concluyera en Villavicencio un encuentro con excombatientes concentrados en Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de Meta, Guaviare, Caquetá y Putumayo, delegados europeos del Equipo REDD se desplazaron hasta La Montañita con el fin de conocer de primera mano detalles de Agua Bonita que les permitan, más adelante, aportar recursos para proyectos específicos relacionados con la lucha contra el cambio climático.

La líder del equipo, Valérie Merckx, interactuó con residentes en el ETCR, a quienes  les explicó que representa una organización localizada en Barcelona (España) cuyo horizonte es trabajar con países en desarrollo para mejorar la gobernanza del uso de la tierra como parte de sus esfuerzos para frenar, detener y revertir la deforestación; tarea que cumplen de manera conjunta con la Unión Europea. “Es nuestra primera misión de identificación en Colombia; en Bogotá hablamos con autoridades y actores  nacionales y ahora llegamos a Florencia (y Agua Bonita) tratando de entender qué pasa aquí y cómo es el contexto, los sistemas productivos, cuáles son los retos, para identificar dónde podríamos ayudar”, manifestó con un español claro afrancesado.

El propósito era hablar con Federico Montes, encargado de las comunicaciones en este lugar y cuyo liderazgo lo ha convertido en el primer referente para aquellos que pretenden conocer minucias del posconflicto a partir del testimonio de los excombatientes. Sin embargo, no se encontraba, tampoco estaban otros caracterizados representantes de esta zona, unos en misión política fuera del departamento y otros dedicados a labores de sostenimientos de los proyectos productivos.

Al tiempo que refrescaban la garganta y saboreaban un pan de yuca, los visitantes dialogaron con personas como Saúl, representante legal de la Asociación campesina Aguaje Canangucha, quien les habló de sus experiencias en la elaboración de pan, postres, vinos, galletas y yogur, lo mismo que alimentos para peces, aves y ganado. Fue la oportunidad para pedir apoyo, aunque habrá que esperar bastante tiempo para saber si eso es posible.  

Menos emotivo fue Norberto, quien se quejó por la falta de recursos. “Van a desaparecer los espacios territoriales”, se quejó al recordar que en febrero completarán dos años de permanencia en ese espacio territorial. “Aquí no hay nada, comida no hay, de ahí en adelante cada uno de nosotros tenemos que seguir buscándola; pero decimos cómo, porque se hablaba de que a cada excombatiente se le apoyaría con un proyecto por ocho millones de pesos, eso está dentro de los acuerdos y hasta esta fecha no hay nada”. Agregó que en el encuentro realizado en Villavicencio hubo un poco de ilusión; “pero se fue todo al suelo, el representante del gobierno lo que dijo es que no hay tierra para ningún excombatiente, no hay plata y no hay cómo echar adelante la reincorporación de los guerrilleros”.

Su preocupación, insistió,  “es que aquí hay una cantidad de muchachos, cerca de 200, que aprendieron a manejar armas, que no se van a dejar morir de hambre, que se van a ir y se van a rebuscar la vida de una u otra manera. Nosotros llevamos dos años bregando sostener ese personal aquí; pero se llega el momento en que esto no se puede sostener, si no hay una inversión…”.

Norberto se encargó de hacer un recorrido por el lugar con los europeos, para indicarles sus avances y sobre todo sus dificultades en cada apuesta productiva. Un delicioso almuerzo con cachama en el restaurante y la compra de productos precedieron la despedida, luego de una estancia que se prolongó por cerca de cinco horas. El regreso a Bogotá era impostergable.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.