Fusagasugá, el próximo destino

El dirigente estudiantil Miguel Villanueva expresó su agradecimiento a las personas y organizaciones solidarias que en el camino los han asistido con bebidas y alimentos, además de expresarles reconocimiento y admiración

260

Transcurridos nueve días de caminata, los hijos de la manigua que partieron rumbo a Bogotá comienzan a enfrentar los rigores de la cuesta entre Melgar y Fusagasugá. Han pasado así de la fría cordillera en Caquetá al sol canicular de Huila y Tolima, con temperaturas cercanas a los 40 grados centígrados, para enfrentar de nuevo las montañas a partir de este jueves 15 de noviembre; pero no cuesta abajo, sino en ascenso, pasando de los 323 metros sobre el nivel del mar hasta alcanzar los 1.726 metros en Fusa, con la meta de arribar el próximo lunes 19 de noviembre a la capital del país, con sus 2.630 msnm.

El líder estudiantil Miguel Villanueva comentó, a través del espacio radial Puntos de Encuentro, que estudiantes de la Universidad del Tolima que los acompañaban se vieron obligados a regresar a Ibagué; pero continúa con los estudiantes amazónicos un grupo de la Universidad Surcolombiana, que se les sumó en Neiva, y uno más de Cundinamarca, que se unió en Girardot.

Villanueva expresó su agradecimiento a las personas y organizaciones solidarias que en el camino los han asistido con bebidas y alimentos, además de expresarles reconocimiento y admiración, animándolos a continuar con su lucha por la defensa de la educación superior. Si las fuerzas de los caminantes y las condiciones del clima lo permiten, hoy arribarán a la capital de la provincia del Sumapaz; si no, buscarán refugio donde quiera que puedan reposar con seguridad, para continuar mañana viernes, afirmó Miguel Villanueva.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.