La Amazonia, prioridad en agenda nacional e internacional

234

En un ambiente de expectativa de los caqueteños por los anuncios que haga el presidente Iván Duque en el Taller Construyendo País, este 4 de mayo, culminó en Florencia la XI Cumbre Mundial de Gobernadores por el Clima y los Bosques, de manera paralela con el Encuentro Nacional de Gobernadores. El cambio climático y el desarrollo sostenible fueron los temas coincidentes en los dos encuentros, copiosos en pronunciamientos de articulación de esfuerzos para frenar la deforestación, pasando rápidamente de los planteamientos a las acciones.

“No va a haber escondite para los depredadores en los departamentos amazónicos”, anunció el gobernador Álvaro Pacheco Álvarez al destacar, entre otros resultados de una intensa semana medioambiental, que se firmó un acuerdo con el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo José Lozano Picón,  “en el que nos comprometemos los departamentos amazónicos a seguir trabajando, con la bolsa que otorga el ministerio, a atacar la deforestación”. Una partida de 2.500 millones de pesos se aprobó en el presupuesto nacional para ese fin, que en el contexto caqueteño, a través de la Burbuja Ambiental, ya reporta avances como la captura de 57 personas, dijo el mandatario, además de resaltar que el fiscal general de la nación, Néstor Humberto Martínez Neira, proyecta una reforma al código penal, para que las penas contra los depredadores sean más severas.

“Estamos buscando proyectos alternativos sostenibles, que la Amazonia tenga un modelo económico diferente; seguimos trabajando con la economía de los cinco países que tenemos la conformación de departamentos amazónicos y me siento muy satisfecho por los avances obtenidos. Antes se hablaba de deforestación; hoy por hoy es una política regional, nacional e internacional”, añadió Pacheco Álvarez concediéndole la mayor jerarquía a la integración de naciones, lo mismo que al crecimiento de esta red, también conocida como GCF.

Lorenzo Andrés Vargas Gutiérrez, asesor de la gobernación del Caquetá, contribuyó al balance del GCF exaltando la participación de 38 estados y provincias de 10 países cuyos representantes unieron sus voces para hacer un llamado de colaboración en torno a liderar una propuesta de desarrollo bajo en emisiones, tarea que involucra a los seis departamentos amazónicos con actores como Corpoamazonia, Universidad de la Amazonia, instituto Sinchi, empresas privadas, comunidades locales, pueblos indígenas y demás.

En esa proyección se espera contar con la participación decidida de los nuevos gobernantes, que serán elegidos el 27 de octubre próximo; “nosotros somos miembros desde el 2016 y al tercer año ya tuvimos la presidencia”, anotó Vargas Gutiérrez al poner en contexto el protagonismo del departamento caqueteño.

De Florencia a Manaos

La próxima cumbre será en Brasil, específicamente en Manaos, cuyos voceros agradecieron la hospitalidad caqueteña, además de sentirse identificados con los paisajes amazónicos que pudieron apreciar. “Esta es una unión cada vez más fuerte, trabajamos por una agenda de conservación ambiental y una agenda para el desarrollo de los pueblos indígenas, comunidades tradicionales, la defensa de los bosques nos une a todos… Tenemos poco tiempo, es urgente una revolución para una nueva economía de bajo carbono, de gran impacto para todas las poblaciones en salud, educación…”, manifestaron en una apretada rueda de prensa durante el cierre de actividades el viernes 3 de mayo.

¡Gracias Caquetá!

Las expresiones de gratitud y reconocimiento por las finas atenciones, lo mismo que por la capacidad de convocatoria del Caquetá, fueron reiterativas. En el caso de la representación estadounidense, en una profusa presentación en inglés y español, dieron cuenta del crecimiento del GCF, que empezó con 3 países y hoy suma 10, además de saltar de 10 a 38 estados y provincias, más los que hacen fila de espera. “Este es un momento importante en la historia de Colombia y de la Amazonia”, dijeron los visitantes de San Francisco invitando a los líderes de cada región a ejercer el respectivo liderazgo por esta causa.

En ese escenario salió a relucir que están en ejecución recursos de Noruega por 400 mil dólares, operados por el PNUD, con acciones encaminadas a generar bajas emisiones de carbono. Productores de caucho y cacao son los directos beneficiarios generando valor agregado. En otro orden de ideas se acordó establecer un comité  global, con la participación de los indígenas, para diseñar un modelo de intervención que opere en las regiones. “Son principios de colaboración entre gobiernos subnacionales, líderes indígenas, encuentros locales… el trabajo tiene que ser colectivo, de abajo para arriba”, precisaron.

A la inquietud de los periodistas sobre la opinión del GCF frente al fracking, se explicó que este organismo nunca ha tomado una posición al respecto, “porque en las 38 regiones que lo componen no se realiza esta práctica, pero es importante que en las regiones sus habitantes tengan participación en ese tipo de políticas”, subrayaron dando a entender que es una inquietud del resorte de las regiones y sus pobladores.

Bancada amazónica

En materia ambiental, el representante Harry González estuvo entre los intervinientes en el encuentro de gobernadores, para hablar de dos logros en el Plan Nacional de Desarrollo, en una labor conjunta con el representante Edwin Valdés y toda la bancada de la Amazonia. “Garantizamos, por iniciativa nuestra, que un 15% del rubro Colombia en Paz vaya destinado para la conservación del bosque amazónico y luchar contra la deforestación; es un dinero nuevo con el que no contábamos; el otro punto es que logramos concretar al Ministerio de Ambiente para que fijara una cifra cuantificable de lucha contra la deforestación, con miras a disminuirla sustancialmente en los próximos cuatro años en un 30%. Será cuantificable, medible y le vamos a hacer control político”, declaró.

Entender la realidad desde el territorio

En contraposición, frente al aparato mineroenergético y el fracking pero en el marco del encuentro de gobernadores que se realizó en el auditorio de la Diócesis de Florencia, el gobernador de Nariño, Camilo Romero, fue inflexible en sus críticas; “la democracia significa la posibilidad de decidir y en este tema ya no son válidas las consultas populares”, deploró antes de advertir que no se puede ir en contravía de los esfuerzos locales y regionales: “aquí se han reunido gobernadores del mundo, gobernadores de Colombia, que deberían tener una consonancia con el Gobierno Nacional; pero resulta que ahora en el Plan de Desarrollo, en la Cámara de Representantes, aprueban el fracking, que es la fractura del territorio. Necesitamos que se entienda la realidad desde el territorio, no desde el escritorio”, enfatizó.

Futuro escatológico

Manuel Guzmán Hennessey, líder de opinión sobre temas ambientales, climáticos y empresariales, y director de la Red Latinoamericana sobre Cambio Climático Klimaforum, presentó a los gobernadores una visión de lo que representa el calentamiento global. “Tiene que haber una transición antes de 2030; si no, no lo vamos a poder hacer después”, casi clamó promoviendo al mismo tiempo el diseño de ciudades piloto que sean neutrales en carbono.  “Hagan acuerdos sectoriales de descarbonización, estas iniciativas ya están funcionando en el mundo, hagan acciones público privadas, programas de mitigación directa, medidas de resiliencia”, reiteró al poner de presente que la financiación de esta clase de iniciativas se puede dar con la cooperación internacional, en el marco de los objetivos de desarrollo sostenible, de los POT y de los planes de desarrollo, por lo cual se espera mucho en este sentido por parte de los nuevos gobernantes.

Los costos de las energías limpias, continuó, están pasando a ser más competitivos que los de energías fósiles, por lo cual prevé, entre otras cosas, que en el año 2022 los precios de los carros eléctricos serán competitivos, además de anticipar que en 2050 las energías eólicas proporcionarán el 48% de la electricidad.

Extinción de bosques

Uno de los más elocuentes en los temas señalados fue el exministro de ambiente Eduardo Verano de la Rosa, actual gobernador del Atlántico, quien no dudó en afirmar que los bosques son los pulmones del planeta, pero los estamos mitigando; “en Europa no quedan bosques, han tratado de crear bosques artificiales, como en el caso de Alemania cuya capacidad de absorción del CO2 es casi nula. Tenemos, entonces, que mantener los bosques en su estado natural, como está hoy la Amazonia”, recitó destacando el esfuerzo del Caquetá por llevar a feliz término la cumbre “en un sitio donde antes había problemas de seguridad por la violencia”.

Su intervención puso sobre la mesa la responsabilidad de los países amazónicos para absorber el CO2 del planeta en el marco de un aumento de la temperatura mundial, “una amenaza que no se puede desconocer”, recalcó perturbado porque el acuerdo de Kioto, del cual fue firmante, ha sido vulnerado en todas sus partes.

En cuanto a los cultivos ilícitos, puso en la balanza la existencia de 220 mil hectáreas sembradas de coca frente a más de dos millones de hectáreas destruidas por esta causa; entre tanto, redondeó,  Estados Unidos ataca solo la oferta, no la demanda.

Intervención integral

En términos más afirmativos, el gobernador del Huila, Carlos Julio González, expuso que esta esta es una valiosa oportunidad para generar acciones en manejo e intervención integral de bosques, de la mano con gobernanza ambiental y sostenibilidad en las regiones, destacando las determinaciones que se deben tomar en los planes de desarrollo y que deben concretarse en política pública. “Caquetá ha podido mostrar su fortaleza ambiental, sus recursos naturales, su fortaleza hídrica, su capacidad de generar oxígeno al mundo y estamos mostrando las fortalezas del sur de Colombia en relación con su desarrollo territorial”.

En lo que concierne a las acciones de su gobierno en materia ambiental, de interés regional, anotó: “desde el Huila venimos comprando una serie de predios para la intervención integral hídrica de nacimientos de agua, sectores que deben ser protegidos; gran parte de ellos se encuentran en límites entre Huila y Caquetá. Además, estamos trabajando el desarrollo del Conpes del Macizo Colombiano, que sin duda impacta al Caquetá, y estamos haciendo parte de la construcción de la RAP (Regiones de Administración y Planificación) de la Amazonia, en la cual el Caquetá es líder”.

Unión y reconciliación

Carlos Andrés Amaya, gobernador de Boyacá, como presidente de la Federación Nacional de Departamentos presentó la síntesis del encuentro de gobernadores, no sin antes aplaudir lo hecho por el Caquetá al congregar el GCF. “Hoy, más que nunca, debemos trabajar de manera articulada para reparar nuestros territorios y convertir este reto en una oportunidad de desarrollo sostenible”, pronunció antes de leer la declaración conjunta de los gobernadores, que en sus apartes pide al Gobierno Nacional “…. avanzar hacia la unión y la reconciliación. En los territorios estamos cosechando los frutos de la Paz y construyendo con optimismo un nuevo futuro para nuestras comunidades”.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.