La persistencia de los indígenas Tinigua de La Macarena, Meta

122

Sobre los Tinigua hay muy poco material disponible, se sabe que viven en la Sierra Nevada de la Macarena en el departamento del Meta y se ha propuesto clasificarlos como un grupo independiente. La palabra Tinigua,  viene de <<tini>> que significa “viejo”; y <<gua>> que se remite a la idea de sonido y es un sufijo de ki, que significa “boca”. El posible significado es “sonido de los viejos”, “palabra de los viejos” o posiblemente “la lengua de los viejos o antiguos”.

La lengua de esta comunidad fue clasificada por Castellví dentro de la familia lingüística denominada Pamigua, familia compuesta por el tinigua y el pamigua. En la red Red de Portales Instituto Caro y Cuervo se encuentra una comparación del Vocabulario de la lengua tinigua y pamigua realizada por Castellvi en 1940:

El territorio tradicional del pueblo indígena Tinigua, antes de 1949, comprendía los ríos Alto Guayabero y Yarí; también el río Ariari, en la sierra de La Macarena, entre el este de San José del Guaviare y el oeste de Neiva, y al norte de las Sabanas del Yarí. Así mismo, habitaron las cuencas de los ríos Yarí, Caguán y Guayabero en el hoy departamento del Caquetá, Colombia.


Tomado de: Portal de Lenguas de Colombia Andrea Urquijo Ortiz<br />
https://lenguasdecolombia.caroycuervo.gov.co/contenido/Lenguas-indigenas/Articulo/contenido/167&amp;

Los Tinigua sufrieron diversos episodios que mermaron en forma drástica su población. Primero la explotación del caucho, luego, como aliados de los Wuitotos, se enfrentaron a los Muinane y Carijona y debieron abandonar gran parte de su territorio y asentarse al norte del mismo. Finalmente, fueron atacados por bandoleros al mando de Hernando Palma quien en 1949 asesinó a gran parte de la comunidad, lo que causó su extinción.

En 1959, una expedición del Instituto de Ciencias de la Universidad Nacional informó que había un número de aproximadamente 21 tiniguas, que vivían en cuatro o cinco ranchos. En 1962, el padre Olivares publicó un artículo sobre aves de La Macarena, que contiene más de cien nombres de aves en tinigua.

Don Criterio Muñoz, tinigua, recuerda de la siguiente manera a los muinanes: “(…) Esa gente se colgaba un poco de tusas como collar, todos, con las mujeres. Ahorcaban a la persona para que no botara sangre, lo sajaban en el pecho y lo abrían, con la tusa le chupaban la sangre. Esa gente es como el tigre, que come crudo, no les gusta el hueso, se comen todas las tripas… nosotros los encontramos por allá arriba en la cordillera. (…) habían un poco de niños pequeñitos y grandes (…) ellos tenían tribu desde bien allá, de un caño sube por allá hasta la sabana, ahí tienen ellos su tribu (…) el uitoto no come gente. Los que comen gente son los [mui^áne] (…) una vez vimos cómo tenían gente amarrada para que no se escapara, y le daban harta comida y carne para que se engordaran como marranos; para comerlos (…) es gente muy peligrosa; esa gente tiene el veneno curare (…) no tenían vestidos, andaban como niños pequeñitos por ahí, cuando llega la noche no duermen, solo se la pasan ventiando como perros (…)”.  Como lo reporta Nubia Tobar en 1994 en su publicación: En el umbral de una muerte inevitable, los Tinigua de la Sierra de la Macarena, de la Red portales Caro y Cuervo.

En el marco del Pre Foro Social Panamazónico (Pre FOSPA) en el Caquetá, realizado en la Universidad de la Amazonia del 7 al 9 de noviembre, llegaron representantes de las 32 familias Tiniguas que viven actualmente en el municipio de la Macarena en el departamento del Meta, un asentamiento ubicado en territorios especiales de protección y conservación; distritos como el Área especial de la Macarena AMEN, en el Parque Nacional Natural Tinigua y su zona de amortiguación.

En el Parque Nacional Natural (PNN) Tinigua, donde se encuentran los Tiniguas, existen importantes cuencas hidrográficas de especial protección como el río Guayabero, río Guaduas, río Perdido y el río Duda que forman el río Guaviare y la macro cuenca del Orinoco. Aguas abajo por el Río Guayabero, se encuentra el Raudal Angostura denominado como Zona Histórico-Cultural, en la cual hay presencia de rocas gigantes, junto a petroglifos y vestigios del legado cultural de pobladores indígenas de las etnias Tinigua y Guayabero, que constituyen una belleza paisajística según reporte de Parques Nacionales.

Los participantes en el Pre Foro Social Panamazónico (Pre FOSPA) que se presentaron como pertenecientes a la etnia Tinigua, contaron que en las masacres entre los años 1944 y 1949 murió el 80% de los indígenas Tinigua, el resto se escondieron y los padres les dijeron a sus hijos que no se presentaran como indígenas, para que no los mataran, razón por la cual hoy sobreviven. Tienen su capitán y están recuperando sus costumbres, lucen un bastón que termina en lanza y manifestaron que, por ahora, los bastones pueden ser tocados por personas diferentes a su propietario, pero el próximo año tendrán una ceremonia y después de ella, no podrán ser tocados por otra persona diferente.

En el momento de hacer el paso del bastón a otra persona hicieron un ritual. Las personas en referencia son hablantes de la lengua, que hace parte de la familia lingüística tinigua-bamigua, y están ubicados en la Macarena, Meta.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.