Primera promoción de excombatientes para fortalecer la salud rural

2.298

El pasado lunes se graduaron 20 excombatientes de FARC en salud pública, servicios farmacéuticos, administración en salud y auxiliares de enfermería, en el marco de un proceso de homologación de saberes realizado por la Cruz Roja Colombiana, la Cruz Roja Noruega y la Embajada Noruega.

Los graduandos, en su mayoría mujeres, vienen de los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación Héctor Ramírez (Agua Bonita, Caquetá), Oscar Mondragón (Miravalle, Caquetá) y Heiler Mosquera (La Carmelita, Putumayo) y se comprometieron a poner a disposición sus conocimientos para fortalecer la salud de las comunidades rurales.

En el evento que se realizó en el auditorio de la Arquidiócesis de Florencia, participaron miembros de la política local como la gobernadora encargada, el alcalde de Florencia y algunos secretarios departamentales y municipales. Así mismo, asistió la Doctora Judith Carvajal De Álvarez, presidenta nacional de la Cruz Roja Colombiana; Hernán Arenas, presidente de la seccional Caquetá de la Cruz Roja Colombiana; Saúl Franco, comisionado de la Comisión de la Verdad; Patricia Escudero delegada de la Cruz Roja Noruega; y Hege Fisknes, delegada de la embajada Noruega.

Durante su discurso Sandra Ramírez (Betsy Rúiz), graduada en servicios farmacéuticos, manifestó la necesidad de implementar a cabalidad los Acuerdos de Paz, que contemplan en el tema de salud en el punto 1.3.2.1, el fortalecimiento de la salud rural a partir de la mejora en infraestructura, dotación de equipos y formación del personal, pero también, la incorporación de un enfoque de género para brindar salud completa y digna a mujeres y población LGBTI y un enfoque de prevención para desplazar el modelo de cura de enfermedades que ha reinado en el sector rural.

Las demás intervenciones felicitaron y expresaron admiración por los graduandos, resaltando su voluntad de paz. Así mismo, sostuvieron la necesidad de trabajar de manera mancomunada para conseguir el objetivo común de la paz de Colombia.

El momento artístico de la ceremonia estuvo a cargo del grupo musical Batuta sede San Luis, que se compone de niños y niñas de diferentes edades que cautivaron al público con la canción “Para la guerra nada” de Martha Gómez, compartimos con ustedes el audio de la intervención.

Para cerrar, es importante mencionar que este proceso de formación se realizó en el marco del proyecto “Fortaleciendo comunidades para la paz” que desarrolla la Cruz Roja Colombiana con el apoyo de la embajada Noruega y que tiene por objetivo formar técnicos laborales para servir a las comunidades reincorporadas y realizar procesos de reconciliación con las víctimas del conflicto armado.

En el marco de este proyecto se adecuó el hogar comunitario para la atención de niños y niñas en el Poblado Héctor Ramírez, se han mejorado las instalaciones de 3 Instituciones Educativas Rurales y se acaba de formar la primera promoción de excombatientes que van a fortalecer la salud rural.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.